Este sito utiliza cookies para facilitar la navegación por el mismo, recordar preferencias de usuario y para fines analíticos a través de Google Analytics  con arreglo a las directrices del consejo de protección de datos para garantizar un uso que respete la privacidad. Haga clic aquí para obtener más información.

Las fluctuaciones de temperatura en la nueva Ruta de la Seda pueden representar un peligro para su carga

El crecimiento del transporte combinado es un elemento fundamental del proyecto "Belt and Road" de China. Estima que se está haciendo o se prevé un desarrollo de infraestructuras por valor de 900 000 millones de dólares, lo cual revela tanto la extraordinaria escala de inversión en la "nueva ruta de la seda" como el enorme potencial de estas nuevas rutas.

Pero, antes de asumir que todo esto constituirá un cambio sencillo en las modalidades, merece la pena analizar detenidamente los nuevos riesgos a los que se enfrentarán las cargas en la cada vez más popular ruta terrestre.

Se le podría perdonar por asumir que dicha ruta, al evitar el transporte marítimo, sería la opción más seca, pero ocurre precisamente lo contrario. Mientras que las temperaturas en el mar son moderadas por el efecto refrigerante de los océanos, las temperaturas en la tierra pueden fluctuar de una forma extrema. Y ahí es donde reside el peligro para su carga. Este tipo de volatilidad es lo que provocará la condensación dentro de los contenedores de transporte, provocando un fenómeno conocido en la industria como "container rain" (lluvia de contenedor). Las gotas de agua que se condensan en el techo del contenedor pasan a caer en el interior de la carga, generando "lluvia" y, posiblemente, unos daños irreparables.

El siguiente gráfico demuestra cómo la temperatura, representada por la línea azul, y la humedad relativa (HR), indicada mediante la línea naranja, se han trazado en un envío de contenedores que tuvo lugar tanto por tierra como por mar. Como puede ver, la diferencia es espectacular.

Además, la mayoría de los contenedores que viajan en buques más grandes están aún más protegidos de los efectos del calentamiento por radiación solar al estar rodeados por otros contenedores. Incluso los contenedores que se hayan cargado en las zonas más expuestas de un barco estarán sujetos a una menor variación de temperatura y humedad relativa que los que viajan en tren.

Este tipo de conocimiento detallado de los riesgos es fundamental en el desarrollo de soluciones y estrategias de protección de la carga. Y Cordstrap puede aportar este grado de conocimiento. Al conocer el riesgo que representa la humedad podemos implantar medidas adicionales de protección para su carga que vayan más allá de ofrecer los mejores sistemas de fijación. Nuestra amplia gama de soluciones Moisture Control es la más avanzada y absorbente que hay disponible en la actualidad. Nuestra inigualable red de suministro mundial, que ofrece asesoramiento y formación por parte de expertos, nos permite dirigir a sus equipos de logística para su correcta aplicación en cualquier lugar del mundo.

Para asesoramiento técnico sobre cargas, póngase en contacto con nosotros ahora

Contacto

Garantizamos la seguridad de las cargas

Cordstrap cuenta con especialistas en más de 50 ubicaciones de todo el mundo

Cordstrap por industria

Ofrecemos seguro físico a las principales industrias del mundo

50 años de experiencia

Medio siglo ofreciendo soluciones de sujeción de cargas